sábado, 4 de marzo de 2017

Hotel Rural Carlos I, Garganta la Olla

El color de fondo lo cambia todo.

Lo más importante en cuanto a la decoración se refiere, es el color de fondo. 
El tono que decidamos para la pared, es el que marca la pauta para el resto de la transformación.

Aunque no quiero desvelaros el final, ya que aún faltan algunas cosas, os enseño el antes y el después de una parte de la entrada.
 


















El cambio ha sido total, no parece el mismo sitio. 

Las paredes se pintaron en dos tonos de verde y al zócalo que es de azulejos y continua hasta los aseos y el salón social, se le dio el mismo color pero un poco más oscuro.

Para la moldura, nos decantamos por un color que rompiese la monotonía del verde y le dimos un acabado ferroso, en un tono tierra anaranjado que combina muy bien con el suelo de barro cocido.
















Ya queda poco para enseñaros el final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada